viernes, 24 de octubre de 2014
 
Webs de Asubanc   

23/01/2012

Sentencia que condena a Caja de Extremadura - actualmente integrada en Liberbank - por la cláusula suelo

Los Servicios jurídicos de AUSBANC estudian cómo afecta esta sentencia a las hipotecas otorgadas por las Cajas integradas en LIBERBANK

AUSBANC solicita al Gobierno la derogación de la Orden del Ministerio de Economía y Hacienda de 28 de octubre de 2011, EHA/2899/2011, sobre transparencia y protección del cliente de servicios bancarios. Esta norma legal, auspiciada y aprobada por el anterior Ministerio no se corresponde con la realidad judicial después de que ocho sentencias hayan declarado nulas las clausulas suelo.

El Juzgado Mercantil nº 1 de Cáceres ha condenado a Caja de Extremadura ( Liberbank ) a eliminar la cláusula suelo de un contrato hipotecario de un asociado de Ausbanc, y a devolver las cantidades cobradas indebidamente. (A fecha 31/12/2011: 3.979,92 € de intereses y 1.397,96 € de capital no amortizado).

Según el magistrado, la actuación de la entidad no fue acorde con las exigencias de buena fe.

Los servicios jurídicos de AUSBANC está estudiando actualmente como afecta dicha sentencia al resto de entidades financieras integradas en Liberbank, que como es conocido son Caja Asturias, Caja Cantabria, la antigua Caja de Castilla La Mancha y por supuesto Caja Extremadura.

Con esta ya son ocho las sentencias de primera instancia que han sido ganadas por AUSBANC a distintas entidades del sector financiero español.

El Juzgado Mercantil de Cáceres, cuyo Titular es el Magistrado José Lozano Díaz, ha dictado Sentencia de fecha 12 de Enero de 2012 por la que se declara nula, por abusiva, la cláusula establecida por Caja de Extremadura en el préstamo hipotecario a interés variable de un asociado de Ausbanc, en virtud de la cual el cliente debía pagar, independientemente de la fluctuación del Euribor, un interés mínimo del 3,50%, disponiendo un techo máximo de pago del 12%.

Juan Luis Picado, delegado de Ausbanc en Extremadura, explica a los medios de comunicación esta sentencia.

Constituye esta pionera y esencial resolución -la primera en Extremadura- que condena a una entidad financiera, en este caso a Caja de Extremadura, a eliminar, por abusiva, la cláusula de suelo establecida en un contrato de préstamo hipotecario, al tiempo que condena a la entidad a devolver al cliente todas las cantidades indebidamente cobradas por la aplicación de la cláusula, que, en este caso ascienden a la cantidad de 3.979,92 ?, más los intereses legales desde cada una de las liquidaciones de préstamo.

Como ya ocurriera en Sentencia dictada por el mismo Juzgado Mercantil de Cáceres, de fecha 18/10/2011, resolutoria de acción colectiva de cesación iniciada por AUSBANC, por la que se declararon nulas hasta 8 cláusulas de suelo utilizadas habitualmente por Caja de Extremadura en sus préstamos hipotecarios a interés variable.

El Magistrado destaca que la cláusula de suelo no fue negociada individualmente con el cliente, quebrándose de este modo el principio de buena fe contractual, produciéndose además un desequilibrio importante en las prestaciones al no poder el consumidor beneficiarse de las bajadas del Euribor, parámetro al que estaba referenciado su préstamo hipotecario.

La cláusula de interés mínimo fue predispuesta e impuesta al cliente por la Caja, estando destinada, además, a establecerse, con habitualidad, en una pluralidad de contratos. Es una cuestión similar al redondeo al alza, que también Ausbanc consiguió desterrar del sistema financiero por constituir una mala práctica bancaria.

La cláusula de suelo impuesta por la entidad al asociado de Ausbanc, suprime la libertad de contratación, generando un desequilibrio importante y un claro perjuicio para el consumidor en contra de la buena fe. En palabras del propio Magistrado "se entiende que es objetivamente restrictivo para el consumidor fijar un tipo suelo ". Claramente, Caja de Extremadura, con la utilización de este tipo de cláusulas, traspasa el riesgo de variación de tipo de interés a la baja al cliente sin una contraprestación efectiva, ya que el techo no lo es.

La sentencia incide en el hecho cierto y objetivo de que el Euribor, desde su vigencia en el año 2000, nunca ha llegado a superar el 6%, estando durante largos periodos entre el 1% y el 2%. Hay que recordar que la media del Euribor a 12 meses histórico está en torno al 3%, inferior por tanto al suelo unilateralmente establecido por la Caja en este caso.

Como ya se ha dicho anteriormente, en virtud de esta sentencia, Caja de Extremadura resulta condenada a amortizar en el préstamo de su cliente la cantidad de 1.397,96 ?, y a recalcular de forma efectiva el cuadro de amortización del préstamo hipotecario desde su constitución y que regirá en lo sucesivo hasta el fin del préstamo. Condena asimismo al pago de los intereses procesales.

Así pues, desde Ausbanc, se anima a todos los posible afectados de Liberbank afectados por esta mala práctica financiera, que ya fue declarada nula por abusiva mediante Sentencia del mismo Juzgado de fecha 18 de Octubre de 2011, resolutoria de acción colectiva de cesación en beneficio general de consumidores y usuarios, cuyos argumentos han sido ahora ratificados en un contrato específico de préstamo hipotecario a interés variable, a que hagan valer sus derechos y recuperen las cantidades indebidamente cobradas por la entidad Caja de Extremadura, o cualquier otra, así como a amortizar de este modo el capital que realmente tengan pendiente de pago.

Ausbanc se encuentra a disposición de cualquiera que tenga firmada una escritura de hipoteca en la que se contenga la cláusula suelo, de cara a facilitarle el asesoramiento y documentación necesarios para su reclamación y, por tanto, la protección de los intereses económicos de todos los consumidores.

© 2001 Ausbanc Consumo

Avda. de la Constitución, 12 - 1º. Oficina A.
28931 MÓSTOLES


© Diseño: Infortécnica